Pero digan, que de Dios dijeron.

Significado

Recomienda el desprecio de la murmuración, especialmente cuando ésta es fruto de la envidia. Por eso, irónicamente decía Oscar Wilde: «Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen.».

Términos

Literales: digan, dios dijeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.