No hay daño que no tenga apaño.

Significado

Es sentencia de consuelo con la que se expresa que casi siempre acaba por hallarse remedio a los problemas. De ahí que, rotundamente, afirme otro refrán: A todo hay remedio, sino a la muerte.

Términos

Literales: no hay daño, no tenga apaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.