Muchos entran en la corte que la corte no entre en ellos; y si toscos van, vuelven groseros.

Significado

Alude a la rudeza congénita, tan difícil -si no imposible- de extirpar. Eso, en otras palabras, le diría una vez Isabel II a O’Donnell, después de que el general Espartero, hombre de rudeza proverbial, abandonase abruptamente la audiencia: «Ya lo ves. Le he hecho capitán general, conde, duque, regente… pero no he podido hacerle caballero.».

Términos

Literales: entran, corte, corte no, ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.