Cañas se vuelven lanzas, (Las)

Significado

Este refrán, cuyo origen se remonta a las antiguas justas de caballería en las que los contendientes, entre hábiles escaramuzas, se arrojaban recíprocamente sus cañas, se usa para expresar que, a menudo, lo que comienza siendo un juego acaba por generar situaciones graves. Así se recoge en el Quijote: «No hay amigo para amigo: las cañas se vuelven lanzas.».

Términos

Literales: cañas, vuelven lanzas ().

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.