Guárdenos Dios de etcétera de escribano y de quid pro quo de boticario.

Significado

Del uno porque bajo sus «etcéteras», al igual que en la letra pequeña de los contratos, se escondía con frecuencia la verdadera almendra del escrito, y del otro, porque los lapsus farmacopeicos solían costar caro al sufrido paciente.

Términos

Literales: guárdenos dios, etcétera, escribano, quid pro quo, boticario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.