A quien no habla, no le oye Dios.

Significado

Refrán censado ya por el marqués de Santillana, se utiliza para criticar el excesivo apocamiento de los que, por no atreverse a hablar, nunca consiguen nada.

Términos

Literales: no habla, no, oye dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.