Can que mucho lame, saca sangre.

Significado

Da a entender que las lisonjas excesivas dañan más que halagan. De ahí que una vez, atufado por los abyectos elogios que se le prodigaban, Vespasiano abofetease con rudeza al adulador, y como éste, estupefacto, preguntase por qué le trataba así, respondió el emperador: «¡Porque me hieres!».

Términos

Literales: can, lame, saca sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.