Ni padre, ni madre, ni can que le ladre.

Significado

Es expresión de completa orfandad y desamparo, y con ese sentido suele utilizarse. Se trata, por tanto, de un equivalente al Vae soli! («¡Ay del que va solo!») del Eclesiastés.

Términos

Literales: padre, madre, can, ladre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.