Bienaventurado el que en otro ha escarmentado.

Significado

Un viejo apotegma afirma, terminante, que Nadie escarmienta en cabeza ajena. El refrán alaba, por tanto, a los pocos que consiguen escarmentar en el ejemplo de los otros.

Términos

Literales: bienaventurado, ha escarmentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.