A tu mesa ni a la ajena, nunca con la vejilla llena.

Significado

Debe uno sentarse, elide. Porque fisiológicamente es malo retener la orina, y a lo peor se acaba como Tycho Brahe, el astrónomo, quien, por no atreverse a comunicar tal necesidad a su egregio anfitrión, el emperador Rodolfo II, reventó de ganas.

Términos

Literales: mesa, ajena, nunca, vejilla llena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.