De Ambel, ni mula, ni leña, ni mujer.

De Ambel, ni mula, ni leña, ni mujer.

 

Volver a la categoría

 

Significado

En noche lluviosa y fría un fraile, cansado y hambriento, pidió hospitalidad a una mujer de Ambel (a doce leguas de Zaragoza y una de Borja), persona tan poco caritativa que no le dio cena, ni lumbre, ni cama.

El fraile, al pasar por la cuadra para ir al corral, recibió dos coces de una mula; subió leña para secar sus hábitos, pero al estar húmeda y verde, no pudo llegar a encender el fuego.

Al contemplar tantas y tan desagradables desgracias, en cuanto pudo se fue del pueblo, exclamando entre indignado y penoso: «De Ambel, ni mula, ni leña, ni mujer: la mida, guita (falsa); la mujer, maldita; la leña, sin arder.¡Maldito sea Ambel!».

La historia parece más bien exagerada cuando no inventada puesto que en aquellos tiempos la persona de un fraile era tenida en gran veneración, sobre todo por la gente del pueblo.

Moraleja

Cuando la ‘suerte’ no acompaña es mejor dejarlo estar y pararse a pensar en lugar de insistir.

Términos

Literales

Ambel, mula, leña, mujer.

Implícitos

Bondad, caridad, desgracia, maldad, rechazo.

Otros Refranes y dichos Similares

Sin referencias, cualquier ayuda será bienvenida.
 

Volver a la categoría

 

Sumario
De Ambel, ni mula, ni leña, ni mujer.
Artículo
De Ambel, ni mula, ni leña, ni mujer.
Descripcion
No hay que forzar las circunstancias cuando no son propicias.
Autor
Publicado por
Web: Conocer el Castellano
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Conocer el Castellano