El convidado de piedra [parecer, ser, estar como]

Significado

Se califica así a la persona que en una reunión parece sobrar y está como una figura decorativa, porque no interviene, porque no entiende o porque no se encuentra a gusto. En la reunión, como no hablo inglés y no había traducción simultánea, estuve como el convidado de piedra. La frase alude a la leyenda sevillana que narraba lo sucedido a don Gonzalo de Ulloa, comendador de la Orden de Calatrava, leyenda que fue recogida por fray Gabriel Téllez, más conocido por el seudónimo Tirso de Molina (1571-1648), y sirvió de base para componer su obra El Burlador de Sevilla y Convidado de Piedra. La leyenda cuenta cómo don Juan Tenorio intenta burlar a doña Inés de Ulloa, una monja sevillana. Don Gonzalo, padre de la doncella, reta en duelo a don Juan y muere a manos de este. Años más tarde, don Juan lee en el cementerio una lápida que dice: «Aquí aguarda del Señor / el más leal caballero / la venganza de un traidor.» Al darse cuenta de que es la tumba de don Gonzalo, se burla de él e invita a cenar a la estatua que preside la sepultura… Y la estatua del comendador se presenta a la cena para llevar a cabo su venganza. El argumento es fuente de otras obras tal vez más conocidas que la de Tirso, como la ópera Don Giovanni, de Mozart (1756-1791), o el célebre Don Juan Tenorio, de José Zorrilla (1817-1893).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.