Todos los días gallina, amarga la cocina.

Significado

Sabido es que la forzada insistencia en algo, por placentero que sea, acaba por generar cansancio. Bien lo sabía el libertino Enrique IV de Francia, quien, harto de oír los reproches de su confesor, invitó a éste a su mesa para hacerle comer perdiz durante seis días seguidos. «Señor -concluyó por repugnar el clérigo-, siempre perdiz…» A lo que respondió el monarca: «Amigo mío, siempre la reina…».

Términos

Literales: días gallina, amarga, cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.