Tejero y el labrador no viven a un son, (El)

Significado

Porque mientras uno precisa del sol para curar el barro, el otro, al contrario, demanda lluvia para regar sus campos. Por tanto, el refrán dice que lo que para uno es beneficioso, para otro puede resultar perjudicial. Lo que prueba -está dicho- que Nunca llueve a gusto de todos.

Términos

Literales: tejero, labrador no viven, son ().

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.