Quien al sentarse dice «¡ay!», y al levantarse «¡upa!», ése es el yerno que a mí no me gusta.

Significado

Se pone en boca del suegro potencial a la vista de las maneras indolentes y holgazanas del pretendiente de su hija. En general, alude a los ociosos que ante la faena más liviana dan muestras de cansancio.

Términos

Literales: sentarse dice «¡ay », levantarse «¡upa », ése es, yerno, mí no me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.