Primero, sonarlos, y luego, tomarlos.

Significado

Se decía antaño a título de norma para el manejo de las monedas nobles, cuya validez se verificaba al oído.

Términos

Literales: primero, sonarlos, luego, tomarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.