Para cebada y trigo no hay domingo.

Significado

Refrán propio de los labradores, dice que ni ese día ha de respetarse ante el peligro de que, por descuido en alzar las eras, la lluvia repentina venga a malograr la cosecha. En general, expresa que no hay que desatender ni un momento nuestras tareas, so pena de que se malogren.

Términos

Literales: cebada, trigo no hay domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.