No hay mal que por bien no venga.

Significado

Da a entender, como lo hace Gracián en El criticón o Galdós en La batalla de los Arapiles, que un suceso nefasto a veces es ocasión de otro venturoso. Lo cual, en definitiva, viene a corroborar otra irrecusable verdad: que sólo Al fin se canta gloria.

Términos

Literales: no hay mal, bien no venga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.