Ni da virtud la riqueza, ni la quita la pobreza.

Significado

Sin duda, por eso Temístocles, el vencedor de Salamina, en trance de elegir esposo para su hija entre dos pretendientes -uno rico y pobre el otro-, se decidió por el segundo, arguyendo así: «Prefiero hombre que necesite riquezas a riquezas que necesiten hombre.».

Términos

Literales: da virtud, riqueza, quita, pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.