Cuando le doy, ándame alegre; cuando no le doy, el rostro me tuerce.

Lecciones

Reprende a los que esperan siempre ser gratificados por cuanto hacen, ya sonriendo cuando lo consiguen, ya enfurruñándose cuando no.

Conceptos

Las amistades de conveniencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.