Ciertas son las trazas, después de las desgracias.

Significado

Dícese irónicamente contra el que, una vez ocurrido algún suceso aciago, se jacta de haberlo presentido con pelos y señales. De éste se dice también jocosamente: «Por adivino, le pueden dar cien azotes.».

Términos

Literales: ciertas son, trazas, después, desgracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.