Alcalde de Monterilla, ¡ay de aquel que por su acera pilla!

Significado

Previene contra el autoritarismo caciquil, como el de aquel alcalde que, a despecho de la voluntad del padre de la novia, casó a ésta con un muchacho, y cuando el padre, invocando el Concilio de Trento, se negó a reconocer la legitimidad del enlace, exclamó el de Monterilla: «Si es por eso, desde este instante queda derogado el Concilio de Trento.».

Términos

Literales: alcalde, monterilla ¡ay, acera pilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.