Al hierro, el orín; y la envidia, al ruin.

Significado

Dice que ambos detritos -el orín y la envidia- crecen a la par y a la par también viven inseparablemente unidos a sus respectivos soportes, el hierro y la ruindad.

Términos

Literales: hierro, orín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.