A todo hay remedio, sino a la muerte.

Significado

Recogido por Cervantes en el Quijote, por Galdós en La de los tristes destinos y por Miguel Delibes en Cinco horas con Mario, suele decirse, a modo de consuelo, ante algún quebranto felizmente superado.

Términos

Literales: hay remedio, muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.