A cada puerta, su dueña.

Significado

Que cada cual -recomienda- se atenga a lo suyo y no se inmiscuya en la vida de los demás. Equivale, pues, a aquel otro que el marqués de Santillana recoge en su Refranero: Cierra tu puerta, y loa tus vecinos.

Términos

Literales: cada puerta, dueña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.