A buey viejo, cencerro nuevo.

Significado

Así dicen, al menos, los labriegos, persuadidos de que el tintineo del cencerro estimula el paso de la yunta. Con análogo sentido, recomienda al hombre ya viejo que, si se casa, lo haga con moza lozana y no con vieja, aunque luego puedan decirle aquello de A la vejez, aladares de pez.

Términos

Literales: buey viejo, cencerro nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.