A buen capellán, mejor sacristán.

Significado

Se usa para tachar en alguien la falta de cumplimiento en su oficio. Es coletilla de un famoso cuento de Timoneda, en el que el chusco arbitraje de un sacristán, llamado a mediar en la disputa planteada entre dos comensales -un clérigo y un seglar-, hace exclamar así al posadero.

Términos

Literales: buen capellán, mejor sacristán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.