Lunarito de quita y pon; hoy en los labios y mañana en el mentón.

Significado

«No era indiferente el sitio del rostro en que tales lunares se fijaban -dice el cronista-. Y según el sitio, tenían sus nombres. En la frente, mayestático; en la nariz, impertinente; en los ojos, apasionado; sobre los labios, besucón; en la mejilla, galante; junto a los ojos, ladrón…».

Términos

Maquillaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.